Experiencias inalámbricas que se comparten y multiplican. TRICALCAR se acerca.

Published: 4 Jul 2007 (Artículo en telecentre.org, Eiko Kawamura)

Lima, Perú

Alberto Escudero-Pascual, es español y sueco. Dos pasaportes, dos nacionalidades. Trabaja más de la mitad del año en cualquier lugar donde se implementen los proyectos en los que participa y el resto del año en su casa en Suecia. Una mezcla entre teletrabajo y presencia de campo. Él participó en el proyecto de telemedicina EHAS en la selva peruana y luego, allá por 1999, viajó a Suecia para seguir un doctorado en privacidad en Internet y desde hace tres años estableció allí su consultora llamada IT+46 (46 por el prefijo para llamar por teléfono a Suecia), una empresa con un enfoque social de transferencia de conocimientos que se dedica a apoyar iniciativas del uso de las nuevas tecnologías en cualquier lugar del mundo (desarrollo de software en lenguas locales, wireless, energía solar, seguridad, voz sobre IP, comunicaciones inalámbricas, etc.)

Alberto forma parte del equipo que participará en TRICALCAR (Tejiendo redes Inalámbricas en América Latina y El Caribe) capacitando en los tres talleres programados tanto en Perú como en Argentina y México. Este taller surgió a raíz de una experiencia similar en África; en el que la idea fundamental es capacitar en el uso de tecnologías inalámbricas para el desarrollo comunitario, Alberto fue uno de los formadores en África y trae consigo la experiencia de ese proyecto. Profesionales con mucha experiencia estarán también en Huaral-Perú desarrollando los trabajos teóricos y en campo que involucra TRICALCAR: Ermanno Pietrossemoli quien hace poco alcanzó un nuevo record de conexión inalámbrica (382 kilómetros) y Javier Triviño de ESLARED, Venezuela; Jaime Vera del programa EHAS en la Pontificia Universidad Católica del Perú; Américo Sánchez de CEPES-Perú y Javier Pacheco de COLNODO, Colombia.

TRICALCAR es financiado por el Instituto de Conectividad para las Américas (ICA) que reconoce la importancia de promover las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) para mejorar el desarrollo social y económico y ayudar a reducir la brecha digital. La moción principal de la propuesta Africana y de la propuesta en Latinoamérica consiste generar capacidad dentro de las organizaciones, 'no es cuestión que una o cinco personas montemos siete o veinte redes, sino, es la formación, tener mas gente formada en este tema' señala Alberto. Para él, la ventaja de desarrollar el taller en Latinoamérica es el idioma y el enfoque comunitario 'porque se pueden compartir mejor los conocimientos y las experiencias y además usar esta tecnología en una realidad que no es la corporativa, donde el conocimiento se controla; sino una comunitaria donde el conocimiento se comparte'

commentComment

« Back